Epifanía emprendedora

Mientras cursaba la universidad, tuve la oportunidad de estudiar 6 meses en el extranjero, mis tardes eran aburridas, pues vivía solo en cuarto pequeño sin televisión, radio, nada. La única diversión era salir a caminar entre calles, donde me di cuenta de que los norteamericanos desechaban sus electrónicos “descompuestos”.

Recordar lo aburrido que era mi cuarto, me llevo a preguntarle a una señora si me podía llevar el electrónico que acababa de depositar en la basura, a lo cual accedió. Después de esto recuperé y reparé varios electrónicos para equipar mi cuarto, donde una sola pregunta rondaba en mi cabeza: ¿Qué pasa con todos los residuos electrónicos que se desechan?

Eso fue prácticamente el inicio de mis emprendimientos. Uno nunca sabe dónde vas a encontrar a lo que te vas a dedicar.

alvaro-joven

Epifanía emprendedora

Mientras cursaba la universidad, tuve la oportunidad de estudiar 6 meses en el extranjero, mis tardes eran aburridas, pues vivía solo en cuarto pequeño sin televisión, radio, nada. La única diversión era salir a caminar entre calles, donde me di cuenta de que los norteamericanos desechaban sus electrónicos “descompuestos”.

Recordar lo aburrido que era mi cuarto, me llevo a preguntarle a una señora si me podía llevar el electrónico que acababa de depositar en la basura, a lo cual accedió. Después de esto recuperé y reparé varios electrónicos para equipar mi cuarto, donde una sola pregunta rondaba en mi cabeza: ¿Qué pasa con todos los residuos electrónicos que se desechan?

Eso fue prácticamente el inicio de mis emprendimientos. Uno nunca sabe dónde vas a encontrar a lo que te vas a dedicar.

“Me tomaron de a loco. Incluso me dijeron que para qué había estudiado una ingeniería si iba a terminar siendo pepenador de basura”.

De regreso a México tuve una plática con mis papás, contándoles mi deseo de emprender con la idea de crear la primera empresa de reciclaje de electrónicos en México. Me tomaron de a loco. Incluso me dijeron que para qué había estudiado una ingeniería si iba a terminar siendo pepenador de basura. Hasta llegaron a pensar que durante mi estadía en el extranjero me había juntado con algunos hippies, pues como era posible que después de tantos sacrificios hechos para poder darme una carrera universitaria, ahora quisiera salvar el mundo de la basura electrónica.

EMPRENDIMIENTOS

Fabricación de equipo y maquinaria para negocios de tortillas de maíz
Central de potencia móvil o estacionaria capaz de generar y aprovechar la energía hidráulica, neumática y eléctrica de la forma más eficiente en diversas organizaciones.
Empresa mexicana socialmente sustentable, líder en el reciclaje de los equipos electrónicos en México. Contamos con procesos patentados y la infraestructura para el acopio, reúso y reciclaje las materias primas recuperadas.
Asociación Civil que busca crear una educación ambiental entre la población latinoamericana para el cuidado y preservación del medio ambiente y mitigación del Cambio Climático.
Plataforma digital para la gestión de productos obsoletos (ropa, libros, juguetes, electrónicos, etc.) y su entrega a centros de reciclaje y ONG’s.
Tienda en línea y con ubicación física que pone a la venta productos y refacciones recuperadas de los electrónicos obsoletos para el desarrollo y fabricación de proyectos de ingenierías, como: mecatrónica, electrónica, robótica y automatización.
Laboratorio de innovación para nuevos usos y/o formas de recuperación y reciclaje de materiales.

Innovación a través de la
economía circular

Ante esta problemática claramente visible Recicla Electrónicos México ya se encontraba tomando acciones, desde talleres de sustentabilidad para niños, hasta tener un espacio de innovación donde se realizan soluciones y proyectos ambientales con componentes de reúso, sin olvidar, el reciclaje de los artículos electrónicos.

Con el pasar del tiempo fui armando un modelo de colaboración con las distintas ramas que ya había creado, así, ofrecemos soluciones desde el origen, logística, recolección y reciclaje, hasta pasar a proyectos y kits educativos para estudiantes de ingenierías con los componentes de reúso; este modelo lo llamamos Economía Circular Colaborativa.